La cocina tradicional

plov - La cocina tradicional

La cocina uzbeca es la más variada de todo el Oriente. Algunas recetas de platos uzbecos tienen una historia multisecular. Cada plato tiene su ritual tradicional y modo de preparación. Hay más de 1000 variedades de platos, bebidas y postres.

El palov es uno de los platos más conocidos en Uzbekistán. Se considera un plato diario y a la vez festivo. Ninguna boda, fiesta o cumple pasa sin preparación de este plato. Generalmente se basa en arroz, carne, zanahoria, cebolla y etc.

Uno de los entremeses uzbecos más famosos se considera “kazi” que es una especie de embutido de la carne de caballo.

 

Pan es lo más sagrado para la gente uzbeca. Según las tradiciones, cualquiera que se va de viaje para muchos días tiene que morder un trozo del pan, que se guarda durante un tiempo hasta que no vuelva la persona que le vuelve a morder. La tradición de llevar la cesta del pan sobre la cabeza también demuestra un gran respeto hacia el pan. Durante muchos siglos y hasta hoy en día los panaderos cocinan el pan en el horno tandir que es una especie del horno de barro, en el resultado de qué el pan sale muy rico y crujiente. Hay dos tipos de panes: el pan diario (obi non) y el pan festivo (patir). El pan diario se amasa en agua y se decora con sésamo. El pan festivo se prepara del ojaldre añadiendole la grasa de cordero.

 

Las sopas son muy importantes en la cocina tradicional de Uzbekistán y son muy ricas de verduras como zanahoria, remolacha, cebolla, perejil, eneldo y etc. Mastava y shurpa son las sopas más famosas

 

Los pinchos morunos y las somsas (empanadillas de ojaldre hechas al horno tandir) son platos más famosos de la cocina uzbeca.

Jalva, el dulce tradicional más famoso en el Oriente, se prepara de harina, azucar, nueces y sésamo. En Uzbekistán hay más de 50 variedades de jalva.

 

Además, Uzbekistán es muy famoso por sus zumos frescos, que se preparan de frutas, uvas, melones y sandías. También hay mucha variedad de frutos secos, nueces y almendras-

 

Una vez haber visitado Uzbekistán sin falta pruebe su cocina tradicional y pida a la gente la receta del plato favorito.

 

Los platos de la cocina uzbeca.

Para un europeo disfrutar bien de la cocina uzbeca es una tarea imposible de cumplir. Porque la cocina uzbeca es bastante nutritiva y grasienta. Además aquí comen lentamente, largamente y saboreando la comida.

 

La alternación larga de las comidas da una impresión inesperable a todos los que están acostumbrados a las dietas.

Según la hospitalidad uzbeca más de diez platos se sirven en una comidas festiva.

 

Abajo le ofrecemos las recetas de los platos más famosos de la cocina tradicional uzbeca.

 

El palov uzbeco.

Carne de cordero 120gr,

Arroz 160 gr,

Zanahoria 30 gr,

Cebolla 50 gr,

Aceite de algodón o la grasa del cordero 60gr,

 

Pimienta, anís y sal

Arroz se deja en el agua con sal para 2-3 horas. La carne cortada en trozos de 10-15 gr se frie en una olla hasta que la carne se cubra de costra. Luego se le añade la cebolla cortada, zanahoria y se frie todo. Se echa el agua en cantidad del peso del arroz hinchado en el agua, arroz, especias, sal y se hierve todo. Una vez el arroz absorbe el agua, igualamos la superficie del arroz con una espumadera*. En el medio del arroz se hace un hueco al que echamos 1-2 cucharas de agua hervida. Cerramos bien la chapa de la olla y cocinamos el palov al fuego lento durante 20-25 minutos. El plov preparado sirven con trozos de carne y cebolla cortada en rodajas

 

*Espumadera – es un objeto de la cocina muy frecuente que suele ser una cuchara grande, plana con huecos. Generalmente se utiliza para quitar la espuma, para sacar la carne de sopas y otras cosas.

Manti (ravioles grandes al vapor)

Para la masa: 500 gr de harina de trigo,

1 huevo, 1 cucharadita de sal,

½ vaso de agua,

Para el relleno: 1 kg de carne de cordero sin hueso,

100 gr de grasa de cordero, 50 gr de cebolla

½ vaso de agua con sal,

1 cucharadita de la pimienta negra

Mantequilla o aceite vegetal para el engrasamiento

 

De los ingredientes amasar una masa, hacerla en forma de globo y dejarla a unos 10 minutos. Extenderla bien sobre la mesa con una hoja de 1-2 mm, cortar en trozos cuadrados 10×10 sm. Poner a cada trozo cuadrado una cuchara del relleno, un trozo de la grasa de cordero y hacer manti un ravioli grande. Los mantis crudos hay que taparlas con una tela de algodón para que no se seque la masa y no se haga fragil.

 

Engrasar con aceite vegetal las bandejas de kaskan (una especie de cazuela con bandejas dentro que se utiliza para cocinar al vapor). Colocar los mantis a la bandeja de tal manera para que no se pegue uno al otro. Salpicar los mantis con agua fria y hervir al vapor durante 45 minutos tapando la chapa de la cazuela.

 

Los mantis hechos servir en cuencos grandes o en platos. Antes de servirlos a la mesa untarlos con mantequilla o aceite.

Aparte servir la ensalada de rábano con crema agria de leche, una salsa de tomate, pimiento y ajo.

 

Lagman de masa extendida (fideos uzbecos)

Para la masa:

2 vasos de harina de trigo,

1 huevo, ½  vaso de agua,

1 pulgarada de sal

Para la salsa:

300 gr de carne de cordero sin hueso,

½ vaso de aceite vegetal,

1 cebolla, 1 zanahoria, 1 patata y 1 pimiento,

100gr de repollo, 2 tomates,

½ de rábano, 3 dientes de ajo,

1 manojo de perejil, 1 hoja de laurel

1 pulgarada de pimentón y pimienta negra,

Sal

Para la solución de sal y bicarbonato sódico:

½ cuchara de bicarbonato sódico

¼  vaso de agua

 

Para preparar la salsa cortar la carne en trozos de 20-25 gr. Cortar la cebolla en rodajas, tomate en trozos, rábano y patatas en forma cuadrada, pimiento, repollo y la zanahoria en trozos finos. Freir la cebolla en aceite hasta el color dorado, añadir el ajo picado mezclado con pimienta negra, tomate y freir todo unos 3-4 minutos. Después añadir la carne, freir un poco, añadir la zanahoria, rábano, patata, repollo, pimiento y freir todo a fuego medio. Salpimentar las verduras, carne, añadir una pulgarada de pimentón, echar un poco de agua y guisarlos durante 10-15 minutos. Cuando queda 5 minutos hasta la preparación del plato añadirle la hoja de laurel.

 

De harina, agua, huevo y sal amasar una masa, hacerla en forma de globo y taparla con una tela. Dejarla para 1 hora. Untarla con una solución de agua y sal y otra vez amasarla bien para que la solución de agua y sal se empape en masa. Dividirla en trozos iguales y darle la forma de pequeñas bolitas en tamaño de un nuez. Extenderlo dándole la forma de un lápiz y engrasarla con aceite. Con las manos ir extendiendola cogiendola por dos lados. Golpear la parte central del fideo sobre la mesa para que se extienda hasta 1 m y doblarlo. Volver a repetir extender los fideos varias veces. Ir repetiendo la extensión del fideo para tener la forma de tallarines. Doblar los tallarines y hervirlos en agua con un poco de sal. Sacar los tallarines con un escurridor, lavarlos bien en agua fría y ponerlos en un cuenco de sopas. Encima de tallarines cocidos echar la salsa de verduras. Servir el plato con un poco de perejil y eneldo. Servir aparte la pimienta negra el vinagre.

 

 

Las empanadillas de ojaldre con carne.

Las empanadillas de ojaldre con carne.

Para la masa:

Harina de trigo 3 vasos

Un huevo, agua 1 vaso

Margarina 2 cucharas, sal 1 pulgarada

El relleno:

Carne de cordero o ternera (sin hueso) 300 gr

Cebolla 3 p

Pimienta negra 1 pulgarada, salpimienta

Para el engrasamiento:

Mantequilla o aceite vegetal 2 cucharas

 

El modo de hacer: Para preparar el relleno la carne pasar por picadora de carne, trozos no muy grandes, añadir la cebolla picada, pimienta negra, sal y mezclar todo.

Hacer una masa agregando la harina, agua, huevo y sal. Taparla con una tela y dejarla a unos 30-40 minutos. Extender la masa con un grosor de 3-4 mm, engrasarla con la margarina y enrollarla en rodaja. Dejar la masa a unas 5-6 horas con una temperatura fresca. Antes de extender la masa echar harina a la mesa. Cortar en trozos pequeños (tamaño de nuez) y extender los trocitos de la masa poniendo al centro el relleno de carne. Pegar con las manos los bordes de la masa dandole la forma triangular o cuadrada. Poner las empanadillas a la bandeja engrasada con el aceite y poner al horno durante 20-25 minutos. Una vez las empanadillas obtienen el color dorado sacarlas del horno y engrasarlas con la mantequilla.